Aceite de Oliva Virgen Extra

Aunque la cantidad de aceite de oliva producido en la Sierra de Cádiz no es representativa si se compara con el total de la producción nacional, las excepcionales condiciones agro-climáticas de la zona y la combinación de las distintas variedades de olivos, hacen que la calidad del aceite de oliva producido en la Sierra de Cádiz sea superior, siendo altamente demandado por el mercado nacional e internacional.

 

Sierra de Cádiz

Son aproximadamente 20.000 las hectáreas en la que se produce aceite de oliva en la provincia de Cádiz. Es en la zona de la sierra en la que se produce la mayor cantidad, con aproximadamente el 75% del total. Si se ordenara por municipios Olvera, Algodonales y Setenil de la bodegas son los más importantes reuniendo aproximadamente 8.000 hectáreas de olivo. Les siguen, El Gastor, Puerto Serrano, Zahara de la Sierra, Alcalá del Valle, Prado del Rey, Villamartín y Torre Alháquime, que completan la lista de municipios con incidencia destacable en la producción total.

 

Dos son las factores más importantes que aportan calidad y valor final al aceite de oliva producido en la Sierra de Cádiz.

  • Las características agro-climáticas únicas de la zona. El olivar gaditano es un olivar propio de montaña distinto a la olivicultura intensiva que se da en la mayor parte de Andalucía y España. Aunque las condiciones difíciles del terreno provocan que la producción sea más cara, la falta de regadíos constantes y trato abusivo del cultivo hacen que el producto final sea más puro y de mejor calidad.
  • La combinación varietal de olivos. El aceite de oliva producido en la provincia de Cádiz proviene de la mezcla de diferentes variedades de aceituna. Cada variedad aporta matices a su sabor, aspecto y olor que le otorgan al producto final características únicas e inigualables. Dicho esto, el Lechín es la variedad que ocupa aproximadamente la mitad de la superficie cultivada de olivar en la provincia. Es una variedad vigorosa, resistente y apta para suelos muy calizos. Tiene una maduración temprana y un nivel de producción medio-alto. Otras variedades presentes en la provincia son la Picual, Manzanilla, Hojiblanca, Alameña de Montilla, Verdial y Arbequina.

 

En términos generales, los aceites de la Sierra de Cádiz son de color amarillo verdoso y sabor afrutado, fresco, de intensidad media-intensa. Recuerdan a hierbas aromáticas y a frutos como el plátano, la manzana o el tomate, manteniendo un equilibrio correcto entre lo amargo y picante.

 

Zonas

Si se diferencia en función de la zona específica de origen, los matices en el sabor y aspecto son los siguientes:

  • En la zona de Algodonales y Zahara de la Sierra las aceitunas que predominan son la Manzanilla y Lechín. Estas hacen que el color del aceite tenga un tono amarillo verdoso. Su aroma es afrutado y limpio, fresco que recuerda a la hierba recién cortada y a las manzanas verdes. Su sabor guarda un correcto equilibrio entre lo amargo y lo picante, y lleva a recordar a la fruta fresca. Su textura es fluida.
  • En la zona de Olvera las variedades que predominan son el Lechín, la Manzanilla, Verdial y Alameña. Su color es verde amarillento, y su olor, aunque mantiene la fuerza del frescor de la fruta verde, recuerda a hierbas aromáticas y a alcachofas recién cortadas. Su aroma es limpio y puro, y su sabor afrutado de aceituna verde, ligeramente amargo y picante. Su textura es también fluida.
  • En la zona de Setenil de las Bodegas las principales variedades de aceitunas son el Lechín, Hojiblanca, Manzanilla y Picual. El color de su aceite es amarillo verdoso y su olor recuerda a la hierba recién cortada y a fruta verde como la manzana. También, al plátano y ligeramente al tomate. Su aroma es limpio y fragante.

 

Debido principalmente a la dificultad del terreno, prácticamente la totalidad de la producción de aceite de oliva de la Sierra de Cádiz reúne los estándares para ser denominados aceites de oliva ecológicos. Este tipo de producción se encuentra en crecimiento en la provincia pues es cada vez mayor el interés por mantener la calidad y pureza del producto final.

 

Denominación de Origen Sierra de Cádiz

Debido a la calidad superior del aceite de oliva producido en la provincia de Cádiz y con el propósito de salvaguardar su valor y evitar plagios, se creó la Denominación de Origen Sierra de Cádiz. Este organismo se encarga de certificar que el aceite comercializado bajo dicha denominación reúne los estándares de calidad del aceite gaditano.

Share: