Vinagre de Jerez

El Vinagre de Jerez es el vinagre producido en el Marco de Jerez, a partir de los vinos que en el Marco se producen, y bajo el sistema de elaboración tradicional de criaderas y solera de la región. Este es su principal elemento diferenciador que lo hace un vinagre excelente y distinguido de los del resto del mundo. Su origen se encuentra en la tierra albariza que caracteriza el terreno de los viñedos del Marco de Jerez; en el clima de la región, con más de 300 días al año de abundante sol y con una constante brisa del Océano Atlántico que ayuda a mantener unos niveles de humedad considerablemente altos; y en la calidad superior de los Vinos de Jerez, vinos delicados, llenos de sabor e historia y que siguen ganando terreno en el ámbito internacional.

 

Proceso de elaboración

Al igual que el resto de Vinos del Marco de Jerez, el Vinagre de Jerez se elabora a partir del tradicional proceso de elaboración en criaderas y solera. El vinagre pasa de las botas situadas en los niveles más altos (criaderas), a las botas del nivel inferior. A las botas situadas en el suelo de la bodega se les llama solera. Una vez el vinagre es extraído de la solera es embotellado para su comercialización y consumo.

 

El Vinagre de Jerez cuenta con su propia Denominación de Origen “Vinagre de Jerez”. Su Consejo Regulador se encarga de proteger y avalar la calidad superior del Vinagre de Jerez, además de representar a la marca en el ámbito internacional.

 

Tipos

Existen cinco categorías de Vinagres de Jerez bajo la Denominación de Origen “Vinagre de Jerez”.

 

  • Vinagre de Jerez. Su periodo de envejecimiento debe encontrarse entre seis meses y dos años en madera.
  • Vinagre de Jerez Reserva. Su periodo de envejecimiento debe encontrarse entre dos y diez años de crianza.
  • Vinagre de Jerez Gran Reserva. Son vinagres con una edad superior a los diez años.
  • Vinagre de Jerez al Pedro Ximénez. Vinagres con un envejecimiento de al menos seis meses, elaborados a partir del Vino de Jerez, Pedro Ximénez.
  • Vinagre de Jerez al Moscatel. Vinagres con un envejecimiento de al menos seis meses, elaborados a partir del Vino de Jerez, Moscatel.

 

Consumo

Los Vinagres de Jerez se reconocen por su intenso color caoba, su aroma con notas de vino añejo y madera, y su sabor con toques a frutos secos y especias. Los Vinagres al Moscatel y especialmente al Pedro Ximénez, son más oscuros y dulces debido a los vinos de los que proceden.

 

El Vinagre de Jerez es un ingrediente especial que aporta un toque exquisito a sopas frías como el gazpacho o el salmorejo. Además, adereza de forma excepcional platos fríos como ensaladas de pasta, ahumados, brotes verdes, o fruta. Debido a que el Vinagre de Jerez es también un fantástico potenciador del sabor, es una opción inmejorable para dar un toque especial a salsas para el acompañamiento de carnes a la brasa, ya sean blancas o de caza. Es la base de marinados y escabeches que combinan de forma magistral con pescados y mariscos. Salsas como las famosas salsa mayonesa, tártara o rosa, utilizan vinagre. Especialmente los Vinagres de Jerez al Pedro Ximénez y al Moscatel son muy recomendados para dar un toque distinguido a postres con base de queso, helados, chocolate, frutas o cítricos.

Share: