Vinos Generosos en Licor

Según la Denominación de Origen y su Consejo Regulador, los Vinos Generosos en Licor son aquellos obtenidos a partir de la técnica tradicional del “cabeceo”. La práctica del cabeceo consiste en la obtención de un vino a partir de la mezcla de Vinos Generosos (Manzanilla, Fino, Amontillado u Oloroso) con Vinos Dulces Naturales (Pedro Ximénez o Moscatel), o, en algunos casos, con mosto concentrado. So vinos con diferentes grados de dulzor, pero siempre con un contenido en azúcares superior a 5 gramos por litro. En función de los Vinos Generosos utilizados en el cabeceo y el grado de azúcar, se obtendrían los vinos Pale Cream, Medium y Cream.

 

Pale Cream

El Pale Cream es un vino ideal para aquellos que les agrada los vinos de maduración biológica bajo velo de flor, y los sabores dulces y suaves. Una de las características más representativas de los vinos de maduración biológica como el Manzanilla o el Fino es su sequedad. El Pale Cream es la solución perfecta para aquellos que sabiendo apreciar los matices aportados por el velo de flor, prefieren vinos con sabores dulces.

 

El Pale Cream es un vino generoso en licor, con un volumen de alcohol de 17%. Se elabora a partir de la mezcla entre vinos de elaboración biológica como el Manzanilla o el Fino, y mosto concentrado rectificado. El mosto ayuda a aportar al Pale Cream un toque dulce mucho más característico del que los vinos biológicos puros tienen por sí mismos.

 

Vino de color amarillo pajizo o dorado. Su aroma punzante recuerda a los vinos de crianza biológica, su sabor es sin embargo más suave y dulce. Se recomienda servir siempre muy frío. Una vez abierto, puede conservarse bien tapado, refrigerado y en posición vertical por aproximadamente dos meses.

 

El Pale Cream es un vino ideal para acompañar foie y patés. También se recomienda utilizarlo para acompañar a queso azul, canapés o ensaladas con fruta fresca, como la pera o el melón.

 

Medium

Según la propia Denominación de Origen en esta categoría se recogerían todos los vinos de Jerez con un componente en azúcares entre 5 y 115 gramos por litro. Se elabora a través de la técnica del “cabeceo”, la cual consiste en la mezcla de dos vinos para la elaboración de uno nuevo. El Medium es por tanto el resultado de la mezcla entre un vino generoso (Manzanilla, Fino, Amontillado u Oloroso) y uno dulce (Pedro Ximénez o Moscatel) o un con concentrado de mosto rectificado. El vino que se suele utilizar como base suele ser el Amontillado, que ha madurado de forma oxidativa y biológica, dicho esto, lo que realmente caracteriza al Medium es su grado de azucar.

 

El Medium presenta un color ámbar o castaño, cristalino y brillante. Su aroma recuerda a la bollería, con toques de caramelo y nueces. Al paladar tiene un toque seco inicial el cual se endulza a medida que entra en boca y acaba de forma suave. Es un vino bien equilibrado y con cuerpo. Se recomienda servirlo fresco entre 12º y 14º. Una vez abierto puede conservarse bien tapado, refrigerado y en posición vertical por aproximadamente dos meses.

 

El Medium con hielo y una rodaja de naranja, es un aperitivo o postre en sí mismo. Es ideal para maridar foies, patés y quichés. Además, acompaña de forma magistral a quesos azules, aperitivos con fruta fresca y platos principales muy especiados como los tradicionales de la cocina India y Tailandesa.

 

Cream

El Cream es un vino generoso en licor obtenido a partir de la técnica del cabeceo o mezcla. Se suelen utilizar para ello el vino Oloroso y Pedro Ximénez, dando como resultado un vino con mucho cuerpo, sabor y olor.

 

Su color es caoba intenso. Su aroma recuerda a los frutos secos y al azúcar tostado. En boca es suave y adulzado, pero de forma equilibrada. Tiene tonos que recuerdan al propio Oloroso. Se recomienda servir fresco entre 10º y 12º grados, aunque también se suele utilizar como aperitivo en un vaso con hielo y una rodaja de naranja. Una vez abierto, puede conservarse bien tapado, refrigerado y en posición vertical por aproximadamente dos meses.

 

El Cream es un vino ideal para el acompañamiento de aperitivos y postres. Acompaña de forma perfecta a entrantes basados en foies, queso azul y fruta fresca, así como a postres como lo pueden ser las tartas, los helados, pudines, los frutos secos o la fruta.

Share: